El cliente en el centro

Mientras una marca dice: “esto no se puede hacer”, Controlpack ya

lo está haciendo.

(Versionada de la frase original de Andy Stalman)

En la era que vivimos, de la velocidad digital, el inmovilismo no tiene cabida, la inflexibilidad se torna un veneno mortal y el estancamiento en la zona de confort una muerte anunciada.
Poner al cliente en el centro es una de esas frases con las que nos sentimos identificados, que intentamos repetir para tenerla siempre presente, y para que el fin de nuestro trabajo sea la satisfacción de nuestros clientes. El éxito y la durabilidad en el tiempo de una empresa radica en la calidad de las relaciones con sus clientes.
En Controlpack, desde siempre y casi por instinto, hemos diseñado la estrategia de nuestra empresa alrededor del cliente poniendo énfasis en la creación de relaciones de valor con nuestros clientes.
El pago por uso, es una de las soluciones que Controlpack ha implementado para atender una necesidad capital de nuestros clientes, la posibilidad de automatizar y optimizar los procesos de embalaje sin necesidad de inversión en inmovilizado ha proporcionado al cliente la máxima flexibilidad. Este próximo año el PPU (Pay Per Use) de Controlpack cumplirá 10 años con más de 500 máquinas instaladas a coste 0 para el cliente.
Este 2018, dentro de la continua innovación de Robopac, nuestros equipos de embalaje de final de línea incluirán tecnología 4.0 para la conectividad remota. R-Connect será una herramienta de seguimiento, de anticipación y de mejora del servicio, para el Cliente y para Controlpack.

 
Top