Tipos de plásticos respetuosos con el medioambiente

¿Cómo podemos preservar el medioambiente y actuar de manera sostenible?

Esta es una cuestión que preocupa a muchos en nuestra sociedad y un tema recurrente cuando se trata de materiales de embalaje respetuosos con el medioambiente. En la actualidad, resultaría difícil prescindir de los compuestos por su amplia utilidad; es por eso que en el plan de sostenibilidad de Controlpack entran el uso de material reciclado en sus empaques y trabajar en un reciclaje más efectivo, utilizando alternativas eco-friendly, como lo son los plásticos biodegradables.

Con este propósito estamos incorporando sistemas biodegradables y compostables a nuestro catálogo sostenible. Se tratan de materiales que pueden ser degradados por microorganismos como alternativa para evitar la acumulación de plásticos en el ecosistema durante largos periodos de tiempo y que, a su vez, siguen cumpliendo con los requisitos necesarios para satisfacer la demanda del mercado y las necesidades del cliente.

Alternativas en la producción de materiales más ecológicos

A medida que crece la demanda mundial de productos de embalaje más respetuosos con el medioambiente para reducir la huella de carbono y su calentamiento global, se fomenta la creación de nuevos compuestos que cumplan los mismos criterios y sean tan versátiles como los que ya están en el mercado. El término biodegradable y compostable hace referencia a la forma de descomposición. La diferencia principal entre ambos términos consiste en el tiempo de condiciones de degradación.

¿En qué consiste la biodegradibilidad de los plásticos?

Según AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), para que un material sea considerado como biodegradable debe cumplir la norma UNE-EN 13432 y define la biodegradabilidad de la siguiente manera: «Descomposición de un compuesto químico orgánico por microorganismos en presencia de oxígeno para dar dióxido de carbono, agua, sales minerales en cualquier elemento presente (mineralización) y nueva biomasa; o bien en ausencia de oxígeno para dar dióxido de carbono, metano, sales minerales y nueva biomasa». Por lo que la degradación se puede realizar por dos vías: anaerobia (sin oxígeno) y aerobia (con oxígeno).

¿Qué tipos de sistemas biodegradables existen?

De entre el embalaje respetuosos con el medioambiente, hay principalmente tres tipos de plásticos dependiendo de su descomposición:

1. Plásticos biodegradables. Son aquellos que están fabricados con materias primas renovables como el trigo, maíz, hierbas, plátanos, patatas, bacterias, etc. Dado a su forma de producción, se biodegradan mediante microorganismos, por lo que pueden introducirse en el ciclo natural del medioambiente en forma de abono orgánico beneficioso para el suelo, y con un periodo de degradación mucho menor al de los plásticos convencionales.

2. Plásticos compostables. Se obtienen a partir de aquellos materiales desechados capaces de convertirse en compost o abono orgánico que puede ser utilizado en la agricultura, jardinería, obra pública o restauración de espacios naturales. Para que un material se pueda considerar compostable, debe degradarse como mínimo al 90% de su masa total en un plazo máximo de seis meses, y siempre necesita de la acción del hombre. La empresa Vinçotte se dedica a la certificación de estos plásticos con el sello «OK Compost».

3. Plásticos degradables y oxodegradables. Son aquellos que necesitan de aditivos que aceleran el proceso normal de degradación, alterando de esta forma la estructura química. Esta degradación puede ser inducida por la luz ultravioleta (fotodegradación) o por la oxidación (oxofragmentación). Esto significa que el plástico se fragmenta en partículas microscópicas que no pueden ser asimiladas por los microorganismos, extendiéndose por todos los rincones de los océanos y quedando a merced de peces y otros organismos.

4. Plásticos reciclables. Se refieren a aquellos plásticos convencionales que pueden ser tratados en las plantas de reciclaje donde se transforman en otros productos. Se trata de materiales de plástico que depositamos en el contenedor amarillo para envases.

Cabe destacar que, según Ecoembes, los plásticos degradables y biodegradables, aunque reciclables, no pueden pasar por el mismo tratamiento de reciclado que los convencionales. A día de hoy, aún no existen procedimientos para separar y depositar adecuadamente los diferentes plásticos para que sean reciclados correctamente, por lo que llegan a la misma planta de reciclaje. En principio, solo los productos fabricados con plástico convencional deben ir al contenedor amarillo.

Principales ventajas de los materiales biodegradables

  • Causan menos daño al ecosistema que los que no son biodegradables.
  • Se pueden reciclar de manera mucho más sencilla y económica.
  • Tardan muy poco tiempo en desaparecer y reducen la contaminación.
  • No interfieren en el estado de la calidad del aire, del suelo o del agua.

¿Qué plásticos biodegradables se utilizan para los envases y embalajes?

Materiales de orígenes sintéticos y biodegradables

Los plásticos de origen sintéticos pueden ser moldeados mediante calor o presión. Se elaboran a partir de compuestos o derivados del petróleo, el gas natural o el carbón. A este grupo pertenecen los siguientes bioplásticos:

  • Polibutileno succinato (PBS): es un tipo de bioplástico que se usa para el packaging, botellas con gas, envases al vacío o bandejas móviles.
  • Polietersulfona (PES): termoplástico polímero (cadena molecular larga) que destaca por su estabilidad a altas temperaturas y su tenacidad. Se utilizan sobre todo para la construcción de vehículos, tecnología médica e industria alimentaria.
  • Polibutileno de teraftalato adipato (PBAT): es un bioplástico sintético que se caracteriza por su resistencia térmica, flexibilidad y transparencia. Su uso es habitual en la industria del envase y del embalaje.
  • Policaprolactona (PCL): de origen fósil, una de las características importantes es que es muy resistente, por lo que resulta ideal para la fabricación de láminas y películas para embalaje.

Materiales de orígenes biológicos y biodegradables

Son aquellos plásticos elaborados con materia prima sostenible (vegetal) diferentes al petróleo, como el amidón, la celulosa, el azúcar o aceite que se obtienen a partir de materias primas como el maíz, la patata, la madera o la caña de azúcar.

  • Bioplásticos basados en almidón: resultan versátiles ya que es posible crear materiales con propiedades únicas dependiendo de los polímeros que se añadan. Como ventaja, cuenta con una degradación rápida pero su inconveniente es que son hidrosolubles.
  • Bioplásticos basados en celulosa: su materia prima es la pulpa de madera. Por su rigidez y resistencia se emplean para la producción de etiquetas, cintas adhesivas, menaje y tapones.
  • Ácido poliláctico (PLA): es un polímero que proviene del ácido láctico. Es idóneo para la confección de envases, cajas, tapas, tarrinas o cubiertos gracias a su alto nivel de rigidez, resistencia a grasas y proporciona una barrera a gases y aromas.
  • Polihidroxialcanoatos (PHA): son poliésteres lineales que se producen de manera natural a través de la fermentación de azúcares y lípidos junto con bacterias. Se emplean en la producción de tapones, bolsas, envases y botellas.

Controlpack, en continua innovación

Con el fin de fomentar y gestionar el proceso de innovación, reduciendo el impacto medioambiental de su actividad y la de sus clientes, Controlpack ha incorporado varios tipos de plásticos biodegradables en su catálogo, como bolsas, láminas y films estirables para envolver palets. Gracias a estos materiales, se consigue un embalaje óptimo garantizando el consumo mínimo de plástico. Una apuesta por el uso de materiales de embalaje respetuosos con el medioambiente.

Además, hemos desarrollado una app, Optiwrap App Controlpack, a través de la cual nuestros clientes pueden evaluar la sosteniblidad de su sistema de embalaje y el consumo de plástico en el proceso determinando si es excesivo o el ideal. Si no es el caso, la app le invitará a seguir unas sugerencias para poder mejorar la optimización, reduciendo el coste por palet y sin perjudicar el medioambiente. Es un mundo tan globaliazdo y competitivo que la innovación de procesos es una arma estratégica esencial para seguir creciendo.

Si quieres optimizar tus procesos de embalaje en términos de sostenibilidad y reducir costes, no dudes en contractar con nosotros. Analizaremos tus sistemas y procedimientos para incluir técnicas más respetuosas con el medioambiente. Con Controlpack, tu coste de embalaje está bajo control.

 
Top
0
    0
    Tu cesta
    Tu cesta está vacíaVolver a la tienda
      Calcular gastos de envío
      Aplicar cupón
      ¿Hablamos?
      ¿Hablamos?
      ¿En que te podemos ayudar?
      Conectando...
      Ninguno de nuestros operadores está disponible en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.
      Nuestros operadores están ocupados. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde
      :
      :
      :

      Los datos recopilados por este formulario son usados para ponernos en contacto contigo. Para más información, por favor, comprueba nuestra Política de privacidad
      ¡Hola! Por favor introduce tus datos para poder iniciar conversación
      :
      :

      Los datos recopilados por del formulario del chat son usados para ponernos en contacto contigo. Para más información, por favor, comprueba nuestra Política de privacidad
      Esta sesión de chat ha finalizado.